INSTITUCIONAL
REDES SOCIALES

Un mundo en baja resolución

LOW (Prácticas Audiovisuales de Baja Resolución) fue el título de cuatro jornadas, organizadas por el área de Video del Museo del Cine, que dieron cuenta de la colección de aparatos de video pre-digitales, esta vez puestos al servicio de intervenciones y reapropiaciones artísticas. En el primer piso de la sede de Caffarena 49, cada una de las actividades con teóricos y artistas –en el marco del evento Ciudad Emergente- permitió acceder a aspectos poco explorados del audiovisual contemporáneo.

 Texto: Julián Gorodischer/Fotos: Mariana Sapriza

“La consigna –describe Germán Monti, realizador general de la experiencia junto a Carolina Cappa y Javier De Azkue- fue trabajar hacia una arqueología de los medios, revisando los aparatos del acervo del Museo”. Equipos e imágenes de la memoria histórica local y global se pusieron al servicio de las nuevas estéticas del audiovisual. Video-Juegos, consolas Coleco-Vision, cámaras VHS, monitores, publicidades y propagandas de 1980 a 1999 dieron cuenta de “ese mundo en baja resolución –sigue Monti- que nos exige mucho a cada espectador. Si la alta definición nos da el detalle de una imagen maravillosa, la baja definición favorece la interacción con cada persona que completa la experiencia”.

“El resultado final no fue lo relevante –advierte Carolina Cappa, investigadora del Museo del Cine-, sino el proceso de reapropiación y la puesta en vida que implicó”. Ella convocó al equipo del proyecto IDIS (Investigaciones sobre Diseño de Imagen y Sonido), especializado en la arqueología de los medios y en su cruce con las nuevas tecnologías, para que trabajaran entre la gente, cargando objetos, libros y personas relacionados con la historia de los medios en su base de datos.

“El secreto –explica Teo Palvi, del Colectivo Tropa, a cargo de proyecciones usando tecnologías en desuso- no está en quién tiene el último equipo, sino en cómo se los usa. Nosotros metimos cámaras de seguridad dentro del sistema; las mezclamos, las superpusimos, dando como resultado videos coloridos, con imágenes muy llamativas y bellas. La idea fue reducir el set a su mínimo exponente: el museo puso los monitores de referencia, una tituladora, el set de televisores y pantallas”. Narf Alvarez, su compañero de Tropa, justifica el achique: “Con dos elementos pudimos lograr un montón de efectos: cargando valijas nos herniamos, y nos dimos cuenta de que teníamos que trabajar con menos”.

Entre los momentos teóricos destacados, la especialista Pamela Gionco expuso sobre “Videojuegos en el Museo”, basándose en experiencias de conservación de copyright, código fuente y entornos de juego en distintos museos e instituciones del mundo. Y la investigadora Eva Noriega propuso un abordaje del cine hecho con material encontrado desde las apropiaciones de radio y audiovisual de Vicki Bennett, de People like us, a los montajes de Konrad Smolenski, inspirados en el ritmo musical.

En otro punto alto, Gabriel Rud presentó –junto a Mariano Ramis- la intervención “La región sin nosotros”, “una especie de película en tiempo real que, a diferencia del número de un VJ, fue colaborativa: yo lo estimulaba a Mariano a partir de la imagen, y Mariano compuso según lo que veía, transformando la experiencia en algo diegético” -explica Rud-.

Esa misma vocación por correrse de un canon único, apareció en el colectivo Blipblop, que hizo música y visuales con, por ejemplo, los Game Boy, aquella primera consola portátil de Nintendo.

“Nos aburren las cosas nuevas; hay un monopolio de tecnologías; se usan básicamente dos o tres herramientas para hacer música a nivel global; de puro raros que somos, preferimos encontrar un tipo de sonido que es imposible conseguir en las aplicaciones y las plataformas del hoy”, justifica Cokeandaspirine, uno de sus miembros.

En tanto, la instalación “Por los chicos ricos que tienen tristeza” –de Mano Leyrado, Boris y Javier Yacuzzi- fue sensorialmente intensa; trabajando con los mixers y tecnología analógica triplicaron la señal, y en una decena de pantallas generaron tres tipos de señales distintas, con efectos visuales basados en la imagen de políticos de la historia reciente, generando percepciones sumamente extrañas.

“El crudo a intervenir –precisa Paola Mattos, su curadora- fue el archivo del Museo: campañas publicitarias políticas de 1989 a 2001; videos montados en tiempo real por los artistas, generándose un híbrido entre los registros analógico y digital. La pregunta fue: ¿se puede despersonalizar el dato y extraerlo del discurso original? Los datos iban ingresando al azar, y los artistas compusieron un discurso en tiempo real”.

Balance positivo. Mattos opina: “Terminé gratamente sorprendida: no hay otros espacios de reflexión sobre el campo del video en tiempo real articulado con Live Cinema: un cine expandido que abarca las nuevas maneras de articular las experiencias estéticas de lo audiovisual”.

Javier De Azkue, co-realizador de las jornadas, apunta: “La gente no vino a ver una charla; entró y salió; convivió con los aparatos; fue parte de una historia de la tecnología. La única manera de preservar es seguir utilizando, para no dejarlo remitido a manuales o foros tecnológicos”. Se suma Carolina Cappa: “En todas las jornadas –dice- se vio una hibridación; no todas fueron tecnologías obsoletas; hubo una muestra de dos mundos, lo digital y lo analógico. El espectador tuvo libertad absoluta. A ideas rupturistas, ¿por qué crearles una exhibición clásica?”.

[av_hr class=’full’ height=’50’ shadow=’shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’50px’ custom_border_color=” custom_margin_top=’30px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=” icon=’ue808′ font=’entypo-fontello’]

STAFF LOW

Por Festival Ciudad Emergente:

Ximena Abad

Karen Damâ

Voluntaria

Bruna

Técnico de Sonido

Julián Fernández

Por Museo del Cine LOW:

Realización General: Germán Monti, Carolina Cappa y Javier De Azkue

Sede Caffarena

Jefe de Sala (Jueves y Viernes): Gabriel Travaglini

Jefa de Sala (Sábado y Domingo): Marcela Russomano

Asistentes: Edgar Ariel Piloni y Alan Ocampo

Diseño Gráfico

Valeria Kriletich

Educación

Coordinadora: Eloísa Solaas

Carla Bassi

Peri Azar

Cineteca

Coordinadora: Valeria Pedelhez

María Domínguez

Florencia Giacomini

Leandro Varela

Prensa

Pablo De Vita

Julián Gorodischer

Mariana Sapriza

Agurtzane Urrutia

Francisco Gacitúa

Mantenimiento y Limpieza

Coordinador: Federico Verde

Mantenimiento: Ignacio Balconte y Ernesto Benitez

Limpieza: Leandro y Josué

Seguridad

Sr. Franco // Sra. Liliana // Sr. Eduardo

STAFF ARTISTICO

Realización General: Germán Monti, Carolina Cappa y Javier de Azkue

Jueves 21/9

Presentación: Manque La Banca

Participantes: Tropa ::: Narf Álvarez y Teo Palvi

Viernes 22/9

Presentación: Carolina Cappa

Participantes: Proyecto IDIS, Gabriel Rud y Mariano Ramis

Sábado 23/9

Presentación: Paola Mattos

Participantes: Eva Noriega, Javier Yacuzzi, Mano Leyrado y Boris

Domingo 24/9

Presentación: Germán Monti

Participantes: Pamela Gionco, Cinematronic, Cokeandaspirin, CoMu, Los Pat Moritas, VJ Petscii Cola

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES

Lic. Eva Noriega, Lic. Pamela Gionco, Damián Zantleifer, Javier Plano, Luciana Murujosa, Tobías Cédola y  Leandro Varela.

julian
jgorodischer@yahoo.com.ar