INSTITUCIONAL
REDES SOCIALES

Victoria Chaya Miranda, del ciclo ¡Acción! Mujeres del cine

 

Todos los viernes de marzo proyectaremos obras de la colectiva feminista que propone el desarrollo de industria audiovisual con perspectiva de género.

Este viernes a las 19 comienza el Ciclo de ¡ACCIÓN! Mujeres del Cine con el largometraje A Oscuras de la directora de cine y televisión –también guionista y productora- Victoria Chaya Miranda.

En esta pequeña entrevista nos acercamos a su actividad como realizadora audiovisual y sus alcances político-sociales.

 

– Cómo es que surge la colectiva ¡Acción! Mujeres del Cine y de qué trata.

 

ACCIÓN es una colectiva de Mujeres del Cine, de toda la República Argentina para defender nuestros derechos como mujeres. Está conformada por directoras, productoras, guionistas, técnicas y actrices autoconvocadas para analizar, pensar y proponer más políticas a favor de la equidad de género en nuestro medio audiovisual. Dadas las evidentes desigualdades que vivimos cotidianamente y que las estadísticas lo confirman, nos comprometemos con nuestro tiempo por políticas que fomenten el trabajo en la industria con perspectiva de género. Trabajamos de manera horizontal y en ocasiones con el intercambio de otras grupas. Con motivo del 8m estamos redactando un documento que trabajamos más de 20 agrupaciones feministas conformando así el FRENTE AUDIOVISUAL FEMINISTA. El trabajo es intenso, ACCIÓN es una grupa inclusiva donde todas colaboramos en nombre de más trabajo para todas.

 

– Cómo surgió tu peli y de qué trata.

 

A Oscuras surge a través de Carla Scatarelli la guionista a quien convoco para actuar en el 2011 en Los Pibes del Puente, serie que dirigí. Yo había leído en una oportunidad ese guión en Guionarte, escuela donde di clases de Cine. Carla me contó que el guión estaba cajoneado y me ofreció dirigirlo. Y ahi presenté a Mecenazgo el proyecto y luego al INCAA. Fue un proceso de preproducción larguísimo debo decir.

A Oscuras trata acerca de la soledad y las adicciones. Considero que la película expresa claramente la exposición y cosificación que sufrimos las mujeres en la sociedad. Lola (Esther Goris) es una actriz icónica argentina con una profunda depresión, sufre la descalificación de la sociedad por el paso del tiempo y la fama, quedando en el olvido y sin de trabajo. Ana (Guadalupe Docampo) es una bailarina proveniente del interior que sueña con triunfar. Con la excusa de representarla y manejar su carrera, su tóxico novio (Alberto Ajaka) la acerca al mundo de la  prostitución, con esa excusa de un futuro artístico. Lucio (Francisco Bass) es un RRPP de un bar de Buenos Aires, cocainómano, que trata a todas las mujeres como objetos de consumo, quedándose cada vez más solo y perjudicando la vida de las mujeres que lo rodean.

 

-Por último: Uno de los géneros audiovisuales que desde los años 90 en adelante se tornó campo de disputa para más de una corriente contra-hegemónica fue el porno. ¿Tienen algún lugar el porno o posporno en la colectiva ACCION Mujeres del Cine?

¡Si! ¡Claro que tienen lugar! Dentro de nuestra grupa está Vanesa Ragone quien produjo Las hijas del Fuego, una película posporno de Albertina Carri. Hay otras realizadoras muy interesadas en el posporno. Erika Lust me parece alguien con una mirada muy interesante del posporno, aunque debo confesar que en los últimos meses he encontrado material en su pagina web de otres directores con material  que vuelve a los mandatos machistas del porno clásico. Tengo escrita una serie posporno, llamada Cruzes, el problema es que aún no he encontrado financiamiento, ya vendrá el momento de esta serie.

 

Deseando que todas las iniciativas de Victoria Chaya Miranda y su colectiva prosperen las, los, les invitamos a todes a las proyecciones en nuestro Museo.

 

 

 

 

pamela
pamgime@yahoo.com.ar